Más de la mitad de los ingresos familiares se destinan a pagar préstamos

27.09.2011

Poco más de la mitad de los ingresos percibidos por el 70 por ciento de las familias españolas se orienta al pago de deudas pendientes con Bancos y Cajas de Ahorro. El mes de septiembre es particularmente complicado pues se cuenta con menos recursos debido a los gastos de las vacaciones de verano pero a su vez se tendrán que asumir los costes de los textos y útiles escolares de los hijos.

El endeudamiento descontrolado ha rebasado los niveles recomendables que indican que no se deben comprometer los ingresos en más del 40 por ciento en deudas.

Por ejemplo, en Castellón los hogares cuyos ingresos se destinan en un 50 por ciento a pagar obligaciones han aumentado en un 10 por ciento.

La Agencia Negociadora realizó una investigación que confirma lo dicho y añade que en los períodos vacacionales la tendencia a endeudarse a través de préstamos personales aumenta sensiblemente. Esto hace que el consumidor deba hacer frente, en septiembre, a los pagos anteriores a los cuales se le añaden los créditos nuevos solicitados para costear las vacaciones.

Los analistas aseguran que en la provincia de Castellón se presenta un escenario más crítico aún ya que registra una mayor tasa de paro comparada con otras localidades, adicionalmente, las prestaciones por desempleo ya se han terminado así que la mayoría de las personas no reciben ingresos a final de mes.

Por otra parte, la presidenta de la Asociación de Usuarios de Seguros, Bancos y Casas de Ahorros, Adicae, Lorena García recordó que durante el boom inmobiliario se otorgaron muchas hipotecas superiores al 100 por ciento, además los clientes se endeudaron también con préstamos personales y tarjetas de crédito. El nivel de endeudamiento familiar llegó a niveles elevados en los que al faltar los salarios la gente no puede hacer frente a los pagos y queda en una situación de indefensión.

A su vez, Lorena Civera, una economista de la firma Aseicas Assessors, anclado en Castellón, aseguró que los hogares tienen un endeudamiento, en promedio, por la mitad de sus ingresos. Estas deudas se tomaron para mantener un nivel de vida muy ostentoso y al sobrevenir la crisis económica y quedar dos y hasta tres personas sin empleo en una familia, el grupo familiar se ve imposibilitado de cumplir con los pagos y entra en situaciones críticas.

Un uso excesivo de las tarjetas suele terminar en una reunificación de deudas

19.09.2011

El uso abusivo de las tarjetas de crédito ha producido aproximadamente el 65% de las peticiones en este ejercicio para la refinanciación de créditos, aproximadamente el doble que en 2010, según muestra un informe elaborado por la Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

Según un estudio elaborado por la sección de análisis de dicha agencia, que ha revisado aproximadamente once mil expedientes de petición de reagrupación de las deudas, 3 de cada 4 solicitantes de transacciones de refinanciación, cuentan con 3 o más tarjetas de crédito, que utilizan frecuentemente para enfrentar los gastos del día a día.

El 50% tienen financiados con dichas tarjetas más de quince mil euros (el doble que el semestre pasado) y un quinto ha consumido su volumen de financiación y tiene verdaderos problemas para enfrentar el abono de las mensualidades ya que los intereses producidos son altos.

La Agencia ha destacado, que aunque los “socavones” producidos por las tarjetas constituyen un porcentaje pequeño en cuanto al volumen de deudas de las familias (en el que está incluido un préstamo hipotecario y algún crédito personal), pueden producir impagos, que pueden desembocar en el temido embargo de la residencia familiar.

Ha concretado que se puede llegar a esta situación, porque aunque las cuantías financiadas con las tarjetas, normalmente son inferiores si se compara con los créditos al consumo, los interés que aplica la banca a dicha financiación son muy altos (superiores al 20%), pueden llegar a asfixiar a cientos de hogares en España.

Asimismo, la Agencia ha destacado que las épocas del año en que se utiliza excesivamente las tarjetas de crédito son el verano, la Navidad y el periodo después de las vacaciones.

Siendo los trabajadores fijos de empresas grandes, los profesionales por cuenta propia y los funcionarios los grupos más perjudicados por el excesivo endeudamiento de las tarjetas de crédito.

Por lo cual, ha acabado con la conclusión que el endeudamiento producido por la utilización abusiva e indebida de las tarjetas de crédito, puede convertirse a la larga en una arma muy peligrosa para los familias.

google

couk