La morosidad del crédito imparable: 10 meses de ascensos continuados

27.03.2012

En España la cuantía de créditos no pagados sigue en una escalada imparable. En el primer mes de 2012 la morosidad encadenó diez meses continuados de subidas, hasta 140027 millones. Esta alarmante cifra representa el 7,94 por ciento del global de préstamos asignados y es la más elevada desde 1994 concretamente desde noviembre. Aproximadamente el 57 por ciento de la mora tiene vinculación con el sector inmobiliario.

La mala racha del sector inmobiliario y el agravamiento de la situación económica, está provocando grandes socavones en los balances de las entidades bancarias. En enero según los datos oficiales la mora se ubico en un 7,91 por ciento, la tasa más elevada desde finales del año 1994. Este indicador lleva ya diez subidas consecutivas, se está acercando peligrosamente a los datos obtenidos durante la anterior crisis, en aquel tiempo la tasa de impagos llego al 9,15 por ciento en febrero.

Un nivel, que los economistas más reputados no descartan a los que pueda llegarse en los próximos meses, aunque todo dependerá si existen señales de recuperación económica. Por el momento, las perspectivas no son nada buenas, la UE pronostica que el PIB caerá el 1 por ciento y el Fondo Monetario el 1,7 por ciento para este ejercicio. A esto hay que agregarle la tasa de paro del 22 por ciento, y posibilidades claras de que llegue hasta un 24 por ciento.

El lastre más pesado, son los préstamos adjudicados a compañías constructoras y promotoras inmobiliarias, cuyo total llegaba a final del ejercicio 2011 a 396772 millones. Y de este dato nada menos que un 20,1 por ciento ya es considerado dudoso, es decir, 79759 millones. Esto representa aproximadamente un 57 por ciento del global de préstamos no pagados, cuyo importe se ubicado en el primer mes en una cuantía de 140027 millones.

Si bien, la morosidad de los particulares está más sujetada. Solamente un 2,78 por ciento de la cifra de créditos a familias para la rehabilitación o adquisición de vivienda (18286 millones) no está al corriente en su abono. Algo más alta es la mora en los préstamos asignados a la adquisición de bienes de consumo perdurables, que terminó el año en un 5,79 por ciento.

Las ultimas información, asimismo muestran que el surtidor de la financiación continua cerrado, en el último mes se ha producido una bajada de un 0,72 por ciento. La sequia crediticia ha perjudicado principalmente a la financiación, de compañías vinculadas con la actividad inmobiliaria.



Comentarios

¿Algo que comentar?

Debes conectarte para poder comentar.

google

couk